LA GENERACIÓN “Y” (MILLENNIALS) EN EL MERCADO AGROLABORAL.

10

GABRIEL RAFFO CALDERONLos Millennials o generación “Y”, son aquellas personas nacidas entre 1980 y 1995 (hoy, entre 20 y 35 años), que tienen una filosofía de vida y/o visión del mundo bastante distante de la de sus padres (los de la generación “Baby boomer”). Tienen paradigmas, principios y valores distintos, que los hacen comunicarse, pensar y enfrentar el mundo en forma diferente.

Se estima que para el 2020 esta generación será el 40% de fuerza de trabajo y el 75% para el 2025.

Nacieron en una época de prosperidad económica, especialmente en Chile. Los “Baby Boomer”, tuvieron menos hijos que las generaciones anteriores, por lo que la renta de cada niño “Y” fue mayor. En general, los niños vivían en hogares más seguros y confortables.

Crecieron en un Chile próspero y globalizado, en que todo se puede alcanzar (un Nº1 en tenis, campeones de la libertadores, medallas de oro, emprendimientos millonarios), le temen bastante menos al riesgo. Han desarrollado una mentalidad “just do it”, mucho más optimistas y creativa que las generaciones anteriores, lo que muchas veces los han llevado a chocar con la forma de manejar las empresas por parte de otras generaciones, en especial, las más tradicionalistas.

Afortunadamente, en el Agro Chileno se ha estado generando un cambio generacional, del antiguo sistema del “Patrón de fundo” (autoritario/jerárquico), hemos evolucionados a Gerentes de 45 a 55 años y a la segunda/ tercera generación en empresas familiares, los cuales están más abiertos a los principios de una gestión más moderna… Tema para otro post.

OutsourcingLos “Y”, son “nativos digitales”, desde sus primeros años de edad, el empleo de la tecnología e internet, son parte de su vida cotidiana. Para ellos, el acceso a la información y las nuevas tecnologías no son complicadas, pueden adaptarse rápidamente a los cambios tecnológicos.

A nivel mundial, se caracterizan por tener sus teléfonos inteligentes en la mano, uso frecuente de redes sociales, un patrón de consumo que descansa fuertemente en el “boca a boca”. Siempre están compartiendo sus experiencias en las redes (aquello que no se comparte, no tiene valor, ni ha existido nunca).

En el campo, tendrán un importante rol en la implementación & desarrollo de la agricultura de precisión (introducción de drones, sensores y control remoto), la generación de conocimiento colectivo, el desarrollo & aplicación de conceptos como coworking/ networking/ big data, entre otros.

CAPACITACIÓNSi bien hoy hay facultades de agronomía que no cubren sus vacantes. Los “Millennials” son la generación con más alto nivel de educación de la historia (tienen un mayor numero de post grados). Su ingreso en el agro, acelerará la modernización del sector. Se generará un cambio cultural tal, que cambiarán la forma de manejar las empresas agrícolas… Tema para otro post.

La mayoría tiene consciencia ambiental, creen que el problema del cambio climático es muy relevante para el futuro del planeta y que la sustentabilidad debe ser un “desde”.

GENERACION YAnte los errores de sus padres (divorcios, gente descontenta con sus carreras, estrés permanente), se ha visto una tendencia a retrasar la transición desde la infancia hasta la edad adulta y a vivir con sus padres o amigos por períodos más largos que las generaciones anteriores.

Muchos han vuelto al hogar de sus padres, de ahí el apodo de generación boomerang. Buscan ahorrar para estudios de post grado en el extranjero o viajes para conocer el mundo.

ContraparteEn términos generales, tienen un sentido de vida más inclinado a “vivir la vida y disfrutar nuevas experiencias”. Por esto, prefieren no tener empleo a estar en un trabajo que odien. Prefieren amar su trabajo, aunque implique ganar menos dinero. Sus pocas ganas de adaptación a los actuales ambientes laborales le hacen migrar o emprender sus propios negocios. Siempre buscan “el mejor lugar para trabajar”.

Tienen una alta rotación, muchos no permanecen más de 1 o 2 años en sus trabajos, ni se proyectan más allá de 4. Antes, renunciar a una gran empresa era una “inmadurez”, los Millennials no dudan en hacerlo si están insatisfechos con la forma de trabajo. La gran rotación ocurrida este año (2015) en la alta gerencia de emblemáticas empresas del sector agrícola, a mermado aun más el concepto de hacer carrera en la misma empresa. Así es, las grandes empresas del sector hoy no dan garantías de estabilidad, te puede reemplazar un extranjero o alguien 10 años menor. Nadie garantizan tu trabajo post 45 años.

mono greenhands otecEsto ha generado muchos problemas en las empresas, las cuales invierten en formación/ capacitación y obtienen fuga de talento, filtraciones de información privilegiada, problemas con la generación/ gestión del conocimiento, entre otros… Tema para otro post.

Para los mismos “Millennials” esto también trae consecuencias. Experiencias sin seguimiento, no generan un conocimiento adecuado. Un plan de trabajo, generalmente tiene efectos de corto, mediano y largo plazo, si no te involucras y/o haces seguimiento, no podrás dimensionar sus impactos y consecuencias. En los procesos de selección, hablan de lo que hicieron y no de lo que lograron.

Los jefes de los “Y” los ven como muy listos, preparados tecnológica y académicamente. En temas tecnológicos, reconocen que ellos son autoridad. Los jóvenes profesionales, que se involucran en sus trabajos, saben trabajar muy bien en equipo (coworking, networking), analizar, visualizar y anticipar mejor tendencias en procesos y mercados.

Pero también algunos los ven como egocéntricos (síndrome del hijo único), impacientes, irreverentes, malcriados, laboralmente inmaduros, con falta de rigor, problemas serios para relacionarse/comunicar y que se frustran fácilmente. Persiguen resultados inmediatos, incluso muestran ansiedad por alcanzar la cima en la estructura organizacional. Presentan mucha soberbia profesional, basada en conocimientos teóricos, pero carecen de la experiencia práctica suficiente como para tomar buenas decisiones.

Muchos jefes los ven como un riesgo; “no tienen miedo en asumir grandes retos y responsabilidades, pero son ambiguos, se proyectan poco y te pueden abandonar de un día para otro (incluso en cosecha o procesos claves)”. Muchos no desean trabajar con profesionales jóvenes, por su cultura laboral y por su manifiesta falta de compromiso con las empresas.

Por su parte, los miembros de la “Gen Y” quieren una carrera ascendente, aprender nuevas habilidades y destrezas. Les acomoda la retro alimentación de sus jefes (en especial cuando enfrentan tareas nuevas), necesitan un buen liderazgo (lideres amigables/ paternal más que jefes autoritarios) y reconocimiento en su trabajo. Quieren  combinar calidad de vida/ trabajo, buen salario fijo mensual, buen ambiente de trabajo y buena localización de la empresa.

AuditoriasLas empresas agrícolas tendrán que seleccionar más por habilidades blandas que por sobre conocimiento, gestionar su liderazgo interno, desarrollar una relación ganar/ ganar con la generación “Y” (planes de retención e incentivos ajustado). Si bien, el sector cuenta con muy pocos gerentes de recursos humanos, hoy existen empresas (Greenhands Consulting) que pueden apoyar en estas funciones y/o en la gestión del capital humano.

Te invitamos a ver: ¿Cómo trabajar con la generación “Y”?

 

 

Escríbenos tus comentarios, críticas constructivas y/o valida la información con un “me gusta”, “compartir”, “recomendar”, según sea el caso. Tus aportes enriquecen la discusión.

Espero que te sirvan…!!

Mis saludos

Gabriel Raffo Calderón

Greenhands Consulting

Desarrollo de agro empresas y sus productos.

Únete a nuestros grupos  CHILE AGRICOLA – Linkedin y/o CHILE AGRICOLA – Facebook

 

Comparte en redes socialesTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

10 Comentarios

  1. Interesante post Gabriel.

    El problema en el agro es que aún cuando hay gente capacitada, con ganas de hacer cosas y comprometida a hacerlo bien, no les pagan lo que corresponde, no ofrecen desarrollo profesional real. Mucha gente en puestos “clave” están apitutados por ser “amigos de…” y no porque tengan las reales capacidades.

    Hay mucho “profesional” en cargos de jefatura que no sabe ni escribir, que no sacan una suma si no es con la ayuda de una calculadora. Mucha gente cree que ser profesional es tener el título de una universidad, pero no necesariamente es así, porque la actitud y esmero por un trabajo bien hecho no se enseña, por lo general, en la escuela, sino que proviene de una cultura desde la casa.

    Muchas veces piden que el empleado se “ponga la camiseta” por la empresa. Y la empresa se compromete realmente con sus empleados? Les pagan sueldos justos, horas extras, les entregan sus implementos de trabajo adecuados? Aquí no vale lo que “paga el mercado”, es un tema ético. Por especulación muchas empresa bajan los sueldos y dicen que es lo que se está pagando… pero realmente es ético? Alcanza para vivir y darse algún gusto sin que ello merme el presupuesto?

    Retomo lo de las horas extras y jornadas extenuantes. Muchas veces si te vas a la hora que corresponde te miran mal y si te vas a deshora no te lo pagan, con suerte un gracias. El día que ya no te quieren porque meten al “compadre” al mismo puesto, te piden que firmes un finiquito “por necesidades de la empresa” ó “por acuerdo de las partes”, para no dar explicaciones a la Inspección del Trabajo del porqué te echaron y tener que pagar multas.

    Muchas empresas tienen ganancias millonarias y no son justas en sus sueldos, ni en el trato con sus empleados. Existe mucho cargo inventado en las empresas familiares, en donde el familiar o amigo recibe un sueldo millonario y no hace nada, solo está ahí mientras el resto de los empleados trabaja y recibe migajas. Una abierta burla.

    Soy de la generación “Y” y no me extraña lo del post. El compromiso se crea, es una relación que se construye, y mientras eso no lo tengan claro las empresas, seguirá la rotación de empleados, que dicho sea de paso, es un mal síntoma de las empresas, sobre todo en este tiempo de la hiperconexión en donde se sabe qué empresa vale la pena.

    Por último quisiera añadir, que mucho profesional acepta empleos no porque esté conforme con el sueldo, sino que por necesidad, ya muchos están comenzando a formar familia y no les queda otra. Es ahí en donde mucha empresa se aprovecha. A muchos colegas les apasiona su carrera, así también hay mucho descontento en el trato laboral, sobre todo por parte de las mujeres que perciben un 30% menos de sueldo a las mismas labores que un hombre, y por si fuera poco, les cobran más por conceptos de salud al estar en edad fértil.

    Ojalá las cosas cambien y los colegas jóvenes no adapten los vicios de los más antiguos.

    Saludos
    “Y”

    • Estimado “Y”, estoy de acuerdo contigo, no se da en el 100% de las empresas, pero tampoco en un % menor.
      En todo caso, antes era mucho peor y sobrevivimos. Hoy hay una presión social y de mercado que obligan hacer las cosas mejor. Por lo que probablemente nuestro sistema y cultura cambien positivamente.
      No te frustres, ni esperes resultados inmediatos, esas son debilidades descrita para tu generación.
      Independiente del medio, preocupante de ti, de aprender y hacer bien lo que te corresponde. Tu eres el único responsable de la imagen que proyectas. El día que el jefe o socio que tu quieres este buscando actitud, aptitud y/o talento… ¿va a llegar a ti?
      Siempre hay alguien mirándote; tus clientes, proveedores, compañeros de trabajo, compañeros de la universidad, profesores, competencia… Si estas bien posicionado, alguien se va a acordar de ti en la oportunidad precisa.
      En el agro la grÚa y la compra de pases… EXISTE!!

      • Estimado Gabriel,

        El problema es que la gran mayoría de las empresas agrícolas siguen viciadas con comportamientos anacrónicos. Quieren ir a la vangardia, pero no hacen cambios concretos. No invierten en sus propios campos-empresas, y van a invertir en sus empleados…?

        El asunto es que también existe una sordera laboral. Y eso se nota en lo que me respondes también, porque es la típica respuesta del jefe medio chileno, y no del liderazgo que esperamos. A los empleados no se les escucha de manera real, no les tienen empatía, no se les involucra en la empresa. No se les trata como personas, sino que como máquinas. Mi post toma opiniones de muchos colegas, que son muy buenos en lo que hacen y aún así no se les valora. Tal vez sea un tema de madurez social, Chile aún no está listo para correr en las ligas mayores del buen clima laboral.
        Somos las generación “Y” que vive en un mundo mucho más rápido. Tal vez debieras analizar el fenómeno desde nuestro punto de vista y no desde el de tú generación, donde claramente la juventud ya pasó, y los intereses son otros. Queremos hacer las cosas hoy, y no que se nos vaya la vida entre los dedos esperando… qué?
        En países en que se respeta a los profesionales, a los jóvenes empleados se les compromete de verdad. Incluso les dan algunas acciones de la empresa en la que trabajan. Y en Chile qué ocurre? Muchas empresas no asumen ni sus propios costos, puesto que piden que pongas el auto, el computador, el teléfono, el gps… Sin contar que pagan a honorarios, no pagan las horas extras,…etc. No me extraña que la gente se vaya, a nadie le gusta que abusen.
        Muchas veces cuando se hacen pantente y no se aguantan los abusos, salen con la frase típica de “sean profesionales”… entonces, trátennos y páguennos como profesionales. Fíjense cómo se mueve el mundo hoy y en los costos de vida que hay en Chile.
        La generación “Y” es la de recambio, la que va a mover al país, por lo cual la generación anterior debe hacer una buena “posta”, si como industria queremos llegar a la meta. Si no, va a seguir aumentando la fuga de cerebros talentosos a donde sí se les aprecie, con sueldos competitivos y se les entreguen reales oportunidades de desarrollo profesional.

        Saludos,
        “Y”

        • Estimado “Y”, estoy de acuerdo contigo en que le falta gestión a muchas empresas del agro. Te encuentras con algunas que quieren cambiar y no han podido y otras que pueden y no quieren.
          No estoy de acuerdo con que se me ha ido la juventud… La juventud no esta ligada a la edad, sino a la actitud.
          En cuanto a la sordera, creo que se trata de problemas de comunicación. Unos explican mal y/u otros entienden mal.
          Hay jefes malos y hay jóvenes que no dimensionan el valor de la experiencia… Trata que se entiendan ambos.
          Hay una gran rotación laboral y a través de ella, las buenas empresas se van quedando con los mejores empleados y las malas empresas con los peores empleados. Así funciona el mercado. Ahora, el mercado no es perfecto y se cuelan pitutos.
          Preocupante de ser considerado un buen empleado y quedar seleccionado en una buena empresa.

          Te invito a ver:
          http://www.redgreen.cl/como-trabajar-con-la-generacion-y/
          http://www.redgreen.cl/eres-laboral-inmaduro-revisa-12-preguntas/

  2. Estimado, sería bueno que pudieras dar ejemplos de cómo enfrentar a la generación Y, ya que la realidad es que independiente de lo que se haga, no duran más de 3 años en promedio en las empresas.

    Cómo se enfrenta esto? cómo se aprovechan esas capacidades sin que se desperdicie la formación o capacitación, información privilegiada, y todo lo que cuesta que una persona se te vaya?

    Slds
    Ignacio

  3. Pingback: ¿CÓMO TRABAJAR CON LA GENERACIÓN “Y”?

  4. Pingback: ¿CUÁNTO DURA UN AGRÓNOMO EN SU CARGO?

  5. Pingback: RECUENTO REDGREEN – 2015

DEJA UN COMENTARIO