FERTILIZACION DE POSTCOSECHA INICIA TEMPORADA 2020-2021

0

La fertilización de post cosecha, a fines del verano, representa el inicio del nuevo ciclo productivo de primavera.

Cuando se realiza fertilizaciones de post cosecha inadecuadas, sin un diagnostico previo para aportar los nutrientes y bioestimulantes más adecuados para las plantas, se pone en riesgo el inicio de la temporada siguiente, generando una pérdida de potencial productivo que acompañará el resto de la temporada.

Cuando hablamos de fertilización de post cosecha, significa que debemos aportar los nutrientes y condiciones necesarias a los huertos, para que ellos puedan generar azúcares  + aminoácidos de reserva (los cuales las plantas usarán para brotar, florecer, cuajar, etc.) y, para algunas especies, acumular en yemas y brotes, nutrientes como potasio, boro, fierro, fundamentales en primavera para desarrollar el nuevo ciclo productivo.

Adicionalmente en muchas especies frutales ocurre un segundo o tercer flash radicular en marzo, el cual debe ser aprovechado para potenciar el sistema radicular y comenzar con una mejor base la próxima temporada.

¿Qué necesita la planta para fabricar reservas?

Las plantas generan azúcar por medio de la fotosíntesis, proceso en el cual el carbono entra a la planta por medio de las estomas y es transformado en azúcares, posteriormente, en conjunto con el nitrógeno, se sintetizan aminoácidos y otros cofactores.

Necesariamente, para que exista esta transformación, las plantas deben tener hojas activas, con las estomas abiertos, bien regadas y por su puesto bien nutridas de acuerdo con un diagnóstico previo y una adecuada estrategia de fertilización.

Muchas veces entrado al otoño, se observan huertos muy desfoliados, que sufrieron de muchos estrés durante el fin de temporada y con hojas muy inactivadas, en esos casos hay que determinar si será necesario fertilizar o ya paso el momento, muchas veces ya no vale la pena realizar esta aplicación.

¿Un buen diagnóstico es el principio de la fertilización de post cosecha?

El diagnóstico se basa en unir la mayor cantidad de antecedentes y elementos necesarios para poder definir la mejor estrategia, que de la solución más eficiente.

No da lo mismo fertilizar un huerto adulto sobre los 12 años, con problemas radiculares, que mantuvo una alta carga frutal durante la temporada y que enfrento problemas de salinidad, a un huerto frutal de 5 años, muy vigoroso, con un buen sistema radicular y que mantuvo una carga frutal tradicional.

El estado del sistema radicular, vigor de planta, carga frutal del año, calidad de fruta, análisis nutricional, análisis de suelo, análisis de frutos, temperaturas, estrés bióticos y abióticos enfrentados en temporada serán factores importantes para integrar en el diagnóstico y generar un buen programa de fertilización de post cosecha.

Los factores anteriores, se combinan entre si generando una gran heterogeneidad de situaciones, muchas veces sectorizadas dentro de un campo, por lo cual es importante ajustar los programas y tratar los cuarteles o bloques lo más individual posible.

¿Qué nutrientes son importantes?

Nitrógeno: Va a ser fundamental al momento de hablar de generación de Arginina (aminoácidos de reserva), la cual es la unión de azúcares, nitrógeno y otros cofactores. Es importante determinar la cantidad de N a aplicar, ya que muchas veces aplicaciones deficientes o excesivas pueden ser perjudiciales.

Potasio: Mantendrá la turgencia de la célula vegetal, cuando hablamos de tener una hoja activa y estomas abiertos el potasio es el actor principal.

Magnesio: Es el eje central de la clorofila, acompañado de cuatro átomos de nitrógeno, mantendrá el fitocromo funcionando para generar azúcares como almidón (azúcar de reserva)

Boro: Tiene relación con la movilización de azúcares, una vez realizado estos por la planta, deben ser dirigidos a los sumideros de reserva. Adicionalmente el Boro quedará guardado en brotes y yemas para ser usado en primavera durante la floración y cuaja de frutos.

Aminoácidos: Han sido de mucha ayuda en este periodo, ayudan a la planta a activarse después del estrés de la cosecha.

Enraizantes y materias orgánicas: Son importantes para potenciar el sistema radicular en especies que presentan flash radicular en esta época.

Resumen:

La fertilización de post cosecha es el inicio de la próxima temporada. Un huerto mal preparado, arriesga el potencial productivo de la siguiente temporada. Un buen diagnóstico, es importante al momento de diseñar la estrategia a seguir. Las plantas deben estar en buena condición, sin estrés para poder llevar a cabo este proceso de buena manera.

Hasta el próximo post…!!

Saludos cordiales

Lucas Ferrada Montero
Ingeniero Agrónomo
Asesor Nutrición Vegetal y Suelos

 

PORTAL REDGREEN

Recibe nuestros artículos en tu WhatsApp, registra nuestro numero +56 9 50501377 y envíanos un mensaje con tu nombre.

Únete a nuestros grupos  CHILE AGRICOLA – Linkedin y/o CHILE AGRICOLA – Facebook

Comparte en redes socialesTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Facebook

DEJA UN COMENTARIO